La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, informó hoy que “logró” inocularse con la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca y que eligió no recibir la vacuna Sputnik V “porque (el presidente de la Federación Rusa, Valdimir) Putin es un dictador”.

“Lo logré. Me vacuné primera dosis con AstraZeneca. 64 años y con comorbilidades”, señaló, y agregó: “Así que estoy dentro del orden legal de los mayores de 60 y con comorbilidades que ya están en 50 o menos”. “Y no me vacuné con la vacuna de un laboratorio de Rusia porque Putin es un dictador”, sentenció, y explicó que con esta decisión “respetó los principios”.

“Sepan que todo va a pasar y aunque hayan enormes errores para septiembre vamos a estar bien”, finalizó Carrió.

La dirigente opositora manifestó desde un principio su desconfianza hacia la vacuna producida por el Laboratorio Gamaleya de Rusia porque a su juicio no ofrecía las mismas “garantías” que las vacunas desarrolladas por “países democráticos”. De hecho, Carrió protagonizó una polémica al denunciar penalmente al Gobierno por proveer a la población esa vacuna, aunque luego negó que en su presentación se hablara de “envenenamiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *