La denuncia por vacunaciones irregulares o VIP en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria escaló este jueves y generó la renuncia “indeclinable” de un funcionario implicado y un pedido de citación a un ministro a la Cámara de Diputados.

Legisladores del socialismo presentaron una iniciativa, que ya fue aprobada, para que Roberto Sukerman, a cargo de Gobierno en el gabinete de Omar Perotti, asista a la Legislatura y detalle qué ocurrió en el Eva Perón y cómo marcha el plan oficial de inoculación contra el coronavirus. La presentación sería el próximo lunes a las 10.

Por su parte, uno de los favorecidos por la vacunación irregular en Baigorria, Alberdo Joaquín, presentó la renuncia en carácter “indeclinable” a la vicepresidencia de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Restaba que el gobernador Omar Perotti acepte la dimisión.

El propio Joaquín reconoció el miércoles mediante un descargo público que recibió la primera dosis en febrero de este año. Dijo que pidió esa acción para poder ejercer su cargo en la EPE, por tener 78 años y “una recaída en mi condición de hipertenso”, afirmó.

Sin embargo, en ese momento, el plan de inmunización oficial era exclusivamente para personal de salud expuesto de forma directa a la pandemia. Todavía no era el turno de los adultos mayores de 70.

Joaquín no fue el único vacunado bajo la lupa en el Eva Perón. También el intendente Adrián Maglia, entre otros nombres que figuran en la denuncia.

De todas formas, no se trataría de la primera irregularidad en la provincia. El hospital de Reconquista fue intervenido por una denuncia similar (en ese caso de familiares de los directivos).

Antes de eso, en abril, se dio a conocer que personal del Ministerio de Cultura que no forma parte de los grupos de riesgo recibió turnos oficiales de Salud y fue vacunado en la Ex Rural, en el marco de un supuesto error burocrático que los propios trabajadores advirtieron pero que no se corrigió a tiempo.

Aunque graves, el gobierno señaló que esos episodios no deben opacar el plan sanitario que superó el millón de dosis aplicadas, alcanzó a casi al 80 por ciento de la población de riesgo y amplió espacios esta semana para avanzar con las personas sin enfermedades de 59 a 18 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *