Los responsables de una granja en el norte de Santa Fe hallaron a 700 de sus gallinas muertas y a otras 200 heridas, y apuntaron a dos nenes de 10 y 12 años.

Los cuerpos de las aves fueron encontrados en la madrugada del domingo en el establecimiento ubicado sobre la Ruta 1, en el paraje La Esmeralda.

En el lugar también hallaron un escobillón con sangre y un pedazo de madera color blanco con una goma tipo cámara de moto, elementos con los que se presume que golpearon a las gallinas.

Tras la denuncia, se presentaron efectivos de la subcomisaría 2º de Los Laureles, realizaron la inspección y siguieron el rastro de aves muertas que iba desde la granja hasta una casa cercana.

Allí viven los dos chicos que fueron denunciados por matar a las aves, y a raíz de ellos se le dio aviso a la subsecretaría de la Niñez de la provincia.

Consultados por medios locales, fuentes del Juzgado de Menores de Reconquista explicaron que, al ser los implicados inimputables, no corresponde la intervención judicial.

La secretaria de Niñez de la provincia, Patricia Chialvo, dijo que desde la cartera no se tomó intervención. “No actuamos de oficio porque es un delito de menores. Lo primero que debe actuar es el juzgado de menores y ellos evalúan si corresponde que intervenga el primer nivel, es decir la Municipalidad, o el segundo nivel que es la Secretaría de la Niñez”.

“Hay protocolos de actuación ya establecidos. Están diciendo que nos dieron intervención a nosotros, pero hasta ahora no. Ni desde la guardia nuestra y tampoco hay una derivación del juzgado de menores o del juzgado de familia. Nadie nos ha dado intervención para esta situación”, añadió la funcionaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *