Fallo historico contra el municipio de San Carlos

Dto. Las Colonias San Carlos
En el día de la fecha hemos obtenido un fallo histórico en materia de protección de derechos personalísimos de trabajadores sindicalizados en conflictos colectivos.
Durante un conflicto gremial, sostenido con el municipio, el DEM remitió a los medios un comunicado de prensa donde individualiza con nombre y apellido a 14 trabajadores huelguistas y los llama parte de una “patota municipal”.
Además de remitir este comunicado, el Municipio procedió a publicarlo en su portal de Facebook. Estas trabajadoras y trabajadores se sintieron vulnerados por el escarnio público al que los sometieron.
Se acreditó debidamente en el expediente y por vía notarial que las publicaciones existían en los portales oficiales. También se acreditó que es el Municipio el que remitió el comunicado de prensa donde textualmente llama “patoteros” a los trabajadores huelguistas.
Recordemos que una cosa es la libertad de expresión y otra es que una patronal pública con poder de resonancia en medios locales pueda vulnerar el honor de trabajadores que ejercen un derecho constitucional como lo es la huelga.
El Municipio fue condenado a que “se rectifique públicamente de la publicación efectuada el día 17.3.21, titulada “La patota municipal impide el derecho a trabajar y pone en riesgo la salud e higiene de la población” donde se identificaron los nombres y apellidos de los trabajadores afectados, debiendo ofrecer -en su página de Facebook y en el portal oficial- las disculpas pertinentes del caso, dentro del plazo de diez días y bajo apercibimientos de astreintes (pago de multas) en caso de renuencia”. Es un fallo importante que respalda el legítimo derecho a huelga y también limita el poder de fuego que -en este caso- posee un Intendente que es conocido por sus prácticas reñidas con la ética de las relaciones laborales.
Algunos de los considerandos del fallo del Juzgado de Primera Instancia Laboral de la Ciudad De Santa Fe (nominación primera) a cargo del Juez Candioti, expresan:
“…la publicación realizada importó una palmaria lesión a los derechos personalísimos de los peticionantes, causando un evidente perjuicio al honor y a la reputación de los involucrados, más allá de la ulterior eliminación”.“… resulta esclarecedor mencionar los fundamentos esbozados en fecha 17.11.21 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso “Ex-trabajadores del Organismo Judicial vs. Guatemala”, donde sostuvo que:
I) el derecho a la huelga es uno de los derechos humanos fundamentales de los trabajadores, que pueden ejercer con independencia de sus organizaciones, y constituye un medio legítimo de defensa de sus intereses económicos, sociales y profesionales (…);
II) la protección de la libertad sindical cumple una importante función social, pues la labor de los sindicatos permite conservar o mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores y trabajadoras, y en esa medida su protección permite la realización de otros derechos humanos (…);
III) quienes están bajo la jurisdicción de los Estados parte tienen el derecho de asociarse libremente con otras personas, sin intervención de las autoridades públicas que limiten o entorpezcan el ejercicio del referido derecho; se trata del derecho a agruparse con la finalidad de buscar la realización común de un fin lícito, y la correlativa obligación del Estado de no presionar o entrometerse de forma tal que pueda alterar o desnaturalizar dicha finalidad (…)”
Desde SITRAM San Carlos, queremos hacer llegar nuestro agradecimiento al Dr. Juan Andrés Pisarello por su ejemplar trabajo en el patrocinio legal de esta causa.
Finalmente, cabe mencionar que el Juez Candioti resolvió que es la Municipalidad de San Carlos Centro quien deberá hacerse cargo de las costas del presente proceso judicial. En este sentido, la comunidad debe recordar que el dinero necesario para afrontar esta deuda, no saldrá de los bolsillos de la familia Placenzotti, sino de las arcas municipales, es decir del bolsillo de cada uno de los sancarlinos y sancarlinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.