Esta mañana, en un operativo regular de taxis y remises, personal del área de Transporte de la Municipalidad de Santa Fe, secuestraron dos vehículos particulares que estaban funcionando a través de la utilización de la aplicación Maxim, una plataforma muy similar a Uber, que también es ilegal.

La detección de los mismos se llevó a cabo en el control que se desarrolló en la puerta del ex Botánico en Aristóbulo del Valle al 4700. Se trata de un Volkswagen Vento y una Suran que fueron trasladados al corralón municipal.

“La aplicación es igual a Uber, y hemos detectado que se está comenzando a utilizar, por eso desde la Municipalidad estamos haciendo los controles” explicó Juan Pablo Caveggia, subdirector de Transporte.

“Al ser una aplicación ilegal lo que se hace es retener el vehículo y enviarlo a corralón, porque toda la regulación y funcionamiento del transporte público esta normado y regulado por el Municipio” agregó el funcionario.

Cabe recordar que ninguna de las empresas en cuestión tanto Uber como Maxim se encuentran habilitadas en la ciudad y es un riesgo de alto grado para las personas que se ofrecen a trabajar como las personas que son transportadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *