sábado, junio 15, 2024

Taxis: en Rosario le siguen robando a un chofer cada 3 días

Dto. Rosario

Según los datos oficiales de las denuncias de choferes asaltados, en Rosario se producen en promedio 11 robos a taxis por mes, uno cada tres días. La cantidad viene estable desde el año pasado, en parte por la implementación de un sistema de comunicación fluida entre los taxistas, la policía y el Ministerio de Seguridad, pero los datos provisorios de junio muestran una baja respecto de mayo, que había tenido un alza drástica, duplicando la cantidad de asaltos de abril.

El número se elabora recopilando la cantidad de veces que un chofer ha accionado el botón de pánico. Al activarse esa alarma, los operadores de las empresas de despacho de viaje se contactan con el 911, que rastrea las unidades en tiempo real, y ahí queda registrado formalmente el hecho. Esto no contempla la cifra negra de los hechos que no son denunciados, que se estima es mínima.

El mes pasado la cantidad de episodios se había incrementado en un 50%, pero este mes bajó un poco: hubo 21 robos en mayo, y en la primera mitad de junio se produjeron solo 5. En detalle, hubo 9 robos en enero, 16 en febrero, 19 en marzo, 11 en abril, 21 en mayo, y 5 robos en la primera quincena de junio. El total en lo que va del año es de 71 robos, un promedio de 11,8 por mes.

En el mismo período del año pasado, hubo 67: 7 en enero, 11 en febrero, 6 en marzo, 12 en abril, 16 en mayo y 15 en junio. El promedio es de 11,1 por mes. En tanto, en la segunda mitad del 2022 hubo 75: 12 en julio, 11 en agosto, 11 en setiembre, 12 en octubre, 17 en noviembre y 12 en diciembre; a razón de 12,5 por mes.

Como medida de prevención, los referentes de las agrupaciones de taxis tienen un grupo de WhatsApp con los jefes de policía, el responsable del 911 y el Ministerio de Seguridad. Esto se puso en práctica desde el gobierno de Miguel Lifschitz, cuando era ministro Maximiliano Pullaro, luego quedó algo dormido, y hoy lo recuperó Claudio Brilloni, que asumió en febrero en la cartera.

A través de ese grupo, todas las noches se comunican los jefes que están en los corredores seguros, pasando información de los lugares donde están apostados y quiénes, acompañando fotos. Por ese mismo canal dan el parte de todo lo que pasa durante el horario nocturno para que los taxistas tengan control.

De esta forma, cuando hay un sospechoso se transmite en el grupo, y también socorren a los choferes que son robados. “Con la descripción de los delincuentes luego, a veces, logran atraparlos, o con la información de donde se metieron allanan y los encuentran. Es algo que realmente ayuda”, dijo Marcelo Díaz, referente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar).

En ese marco, se animó a decir tibiamente que se sienten “medianamente” protegidos, no sin temor de que esta afirmación derive en alguna acción contra ellos para visibilizar la inseguridad. “Nosotros estamos conformes con esto, muchas veces los robos no los podés evitar, suben con un arma, te apuntan y te sacan el dinero y el teléfono. Es muy rápido. Pero se puede prevenir”, analizó.

Miedo de noche

En los últimos días circuló en redes el testimonio de un taxista que dijo que prefiere pagar la multa por no cumplir el turno a trabajar de noche, ya que los asaltan y no hay seguridad. ¿Son muchos los sancionados por esto?

Los organismos oficiales dicen que no se están produciendo multas al respecto. Según el municipio, eso sólo ocurre cuando hay una fecha especial (como Navidad o Día del Amigo), donde hay un cronograma amplio. En el resto del año, hay algunos taxis que tienen cronograma obligatorio y otros opcional. Desde Movilidad afirmaron que monitorean la prestación de servicio y viene sin inconvenientes: no ven que haya una merma de taxis en el turno noche.

La otra chance es que se activen en caso de que vean un comportamiento compulsivo de alguna chapa, algo que tampoco estaría sucediendo. “Si ven que no trabajás casi nunca y no reportás, te pueden citar y preguntar por qué. Con la malaria que hay, sale todo el mundo a trabajar. Entonces, el que tiene miedo y no sale pasa desapercibido”, aseguró Díaz.

Desde el Sindicato de Peones de Taxis afirman que cada vez menos personas quieren tomar el turno noche: muchos ven que no vale la pena arriesgarse por un sueldo tan magro. “El problema es que no hay choferes. El que tiene un vehículo y está solo, prefiere trabajar de día. La mitad de la flota hoy no tiene chofer relevante, es decir que no cumplen los dos turnos que deben cubrir. Pero como no se controla, son poquitos los multados”, dijo Horacio Yannotti, titular del gremio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *