Fernández: “La iniciativa de la Franja y la Ruta propicia el desarrollo y el multilateralismo”

Nacionales

El presidente Alberto Fernández destacó la incorporación de la Argentina a la Iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por China y oficializada en febrero de 2022 y aseguró que la misma “propicia el desarrollo de Argentina y es un paradigma del multilateralismo”.

“Cuando firmamos nuestro ingreso a la Franja y la Ruta lo hicimos precisamente con la idea de lograr un acuerdo más profundo, más estratégico, con China”, resaltó Fernández, y agregó que su viaje al gigante asiático (adonde partió a primera hora, apenas pasada la medianoche) apunta a ver “cómo avanzar” en ese sentido.

En una entrevista con la agencia de noticias Xinhua, el jefe de Estado adelantó que llegará a Shanghái y luego a Beijing “con la expectativa de ver” los alcances de los acuerdos de la Franja y la Ruta junto “al resto de miembros, de todos los países que han firmado”.

En la entrevista, realizada en la Casa Rosada antes de su partida a Shanghái, el Presidente sostuvo que el vínculo entre Buenos Aires y Beijing “es muy importante” y a modo de balance ponderó tanto los niveles de inversión como la cooperación en varios aspectos brindada por el gigante asiático a la Argentina.

China, dijo Fernández, “es un país que, en verdad, se ha portado muy bien con Argentina, fundamentalmente en los años de mi Gobierno”.

“En todo este tiempo, donde China hizo muchas cosas por Argentina, porque hizo muchas inversiones y desarrollos en materia minera y en materia agrícola, también nos ayudó con las vacunas en un momento muy difícil (en alusión a la pandemia)”, enumeró.

Por ese motivo, añadió el jefe de Estado, él mismo tiene “una gratitud particular para con China”.

Además, destacó que el nivel de cooperación ofrecido a la Argentina, China “siempre lo hizo sin condicionamientos, algo que no es habitual en el mundo”.

“Occidente no funciona así porque Occidente, siempre que da algo, es a cambio de algo”, contrastó.

Y amplió: “Que un país tan potente como China se imponga liderar la idea del multilateralismo, a países en desarrollo nos llena de esperanza y de expectativas”.

En ese aspecto, Fernández describió a China como “el país que mejor interpreta la idea de multilateralismo” pero además elogió al mandatario chino, al señalar: “Xi Jinping ha logrado tener un liderazgo en esa materia que nadie puede ocultar”.

Y sobre el jefe de Estado chino, insistió: “China hoy en día tiene en el concierto de naciones un lugar preponderante y eso tiene mucho que ver con el liderazgo de Xi Jinping”.

“A mí me han servido mucho todas las veces que pude hablar con él, porque eso se percibe en las conversaciones con él”, confió luego.

En otro tramo de la entrevista, el Presidente calificó como “valiosas” las Iniciativas de Desarrollo Global, de Seguridad Global y de Civilización Global promovidas por Beijing.

“El hegemonismo en el mundo ha terminado, no hay nadie que tenga el dominio del mundo”, analizó al compartir una mirada desde la geopolítica.

En ese punto, exhortó: “Es la hora del multilateralismo y todas esas ideas (por las convocatorias del Estado chino) hacen un mejor multilateralismo. Que nosotros (por Argentina y China) pensemos juntos la seguridad global es valioso, que pensemos juntos cómo afrontar los desafíos de la crisis climática es valioso”.

Sobre los 50 años de relaciones diplomáticas entre ambos países (Argentina restableció lazos con la República Popular en febrero de 1972), Fernández afirmó: “Quiero que sigamos profundizando este vínculo. Ahora, además, gracias al gobierno chino nosotros hemos ingresado a los Brics, con lo cual también tenemos un ámbito donde podemos trabajar juntos en otras cuestiones”.

El Presidente analizó la composición de las inversiones chinas en el país, y entonces destacó que Beijing “es un inversor genuino en Argentina”, que se caracteriza por desembarcar en actividades “que dan trabajo” y que no buscan “especular financieramente” y a corto plazo.

“No hay capitales chinos que vienen a hacer inversiones de ocasión para especular financieramente”, dijo, y planteó que los ingresos de fondos de China responden a “inversiones a largo plazo, que dan trabajo, inversiones que claramente expresan la voluntad de hacerse parte del país, de compartir con Argentina el desarrollo argentino”.

Luego, manifestó estar “convencido” sobre la potencialidad de la coyuntura global para la Argentina, a la que definió como “una gran oportunidad” para el país.

“Estoy convencido también que para China y para las inversiones chinas también es una buena oportunidad, porque la Argentina tiene aquello que el mundo del presente está demandando”, planteó, en alusión al potencial exportador en alimentos, minerales y combustibles basados en hidrocarburos o de otro tipo.

Sobre la asociación estratégica integral entre los dos países, que el año próximo cumplirá diez años, el mandatario llamó a garantizar su continuidad, en un panorama local en el que el candidato que salió primero en las PASO, Javier Milei, prometió interrumpir el vínculo con el Estado chino cuando dijo “no hago pactos con comunistas”.

“Lo que debemos garantizar es un futuro donde esa alianza se profundice mucho más. Yo tengo la expectativa de que los diez años que se cumplen duren muchos años”, dijo Fernández.

Luego hizo un balance de la década de asociación estratégica integral, declarada por ambos países en julio de 2014, durante una visita de Xi al país.

“En estos diez años que han pasado hemos podido verificar que podemos confiar mutuamente y podemos cumplir mutuamente. Cuando necesitamos de China, China nos ayudó, y eso hace mucho también para forjar la amistad entre dos países. Son suficientes pruebas como para darnos cuenta de que tenemos que tener un muy buen vínculo con China”, afirmó.

“Siento que hoy en día que la mirada de Argentina, del pueblo, es claramente favorable hacia China”, comentó.

En materia económica, el jefe de Estado reconoció que el uso del ‘swap’ (acuerdo de monedas) con China “ha sido central” en los últimos meses.

“Nosotros tenemos un problema muy serio este año, producido por una sequía, que representó una caída del Producto (Interno) Bruto de tres puntos y significó que dejaran de ingresar más de 20.000 millones de dólares”, algo que, advirtió, “fue un golpe muy, muy duro”.

“En ese contexto, China nos ayudó con el ‘swap’, y lo que termina generando el ‘swap’ es que gran parte del comercio internacional haya cambiado y haya dejado de usar dólares y empiece a usar yuanes. Y eso ha sido positivo”, observó.

“Yo creo que eso es un paso muy importante, porque una necesidad del multilateralismo es dejar de depender del dólar. Es importante y valioso en la medida que lo podamos ir reemplazando, poniendo otras monedas en el juego comercial”, añadió.

Sobre el reciente ingreso de Argentina a la plataforma Brics, consideró que esa inclusión permitirá que ambos países tengan “un vínculo más profundo”.

El grupo Brics ampliado, a juicio de Fernández, se convirtió hoy en el bloque “más significativo” del globo, incluso por sobre el G-7, instituido por los países más industrializados al finalizar la segunda guerra.

“Son esos siete países y no entra ninguno más, a diferencia de lo que ha ocurrido con los Brics, donde dos enormes mercados, como India y China, promueven el acceso de otros países”, diferenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *