Diputados del Frente Progresista presentaron un proyecto de comunicación para que la provincia de Santa Fe pueda gestionar la compra de vacunas contra el coronavirus, luego del “cambio” de concepción del Gobierno nacional sobre la adquisición de las dosis.

“En la ley de vacunas que se aprobó el año pasado está muy claro; no está prohibido y no es el gobierno nacional el único que puede comprar”, dijo al respecto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Sobre esto, el presidente del Bloque del Frente Progresista en Diputados y exministro de Gobierno de Miguel Lifschitz, Pablo Farías, confirmó que la iniciativa fue presentada sobre tabla y contempla que “la vacunación sea gratuita para no perjudicar a los más vulnerables”, tal como lo viene siendo hasta ahora aunque administrada exclusivamente por Nación en coordinación con las provincias.

“Solicitamos que la Provincia haga todas las gestiones para adquirir vacunas. Esta nueva interpretación legal abre un montón de oportunidades para la provincia. El ritmo de vacunación es verdaderamente lento y no está llegando a producir los efectos deseados”, sostuvo Farías.

En este sentido ejemplificó: “Según el informe de ayer se han colocado 313.000 dosis, solo el 25 o 26 por ciento de la población objetiva. El primer objetivo que se puso el Gobierno en materia de inoculación son 1.200.000 personas: personal de salud, mayores de 60, personal de seguridad, docentes y no docentes, y pacientes con comorbilidades. De este grupo se ha vacunado en tres meses el 25 %, con lo cual con esta proyección recién se va a completar la primera etapa a fin de año”.

“El problema es de disponibilidad de vacunas, por cómo nos ha ido llegando. Cada vez que llegan partidas a Santa Fe llega un 7%. Es decir que si llegan 1.000.000 al país, la provincia recibe 70.000. Ha habido alrededor de siete que son de muy poca cantidad. Por eso pedimos que Santa Fe salga a comprar vacunas”, enfatizó el legislador.

“Reconocemos las dificultades del mercado pero creo que lo que no podemos dejar de hacer es intentar adquirir vacunas contra el Covid”, concluyó Farías.

Rechazo del PJ

El presidente del bloque del PJ en la Cámara baja, Leandro Busatto, fundamentó su rechazo señalando que “una cosa es que la compra de vacunas por parte de gobiernos locales y privados no esté prohibida, y otra cosa es fomentar la descentralización de la compra de vacunas”.

“La Argentina se ha comprometido a que la vacunación no se transforme en una mercancía, estamos en un mundo con muy alta demanda y muy escasa oferta. Hay que confiar en la conducción estratégica del ministerio de Salud de la Nación, que ha tenido una mirada acertada sobre la llegada de vacunas”, apuntó.

La iniciativa también fue desestimada por el diputado Oscar Martínez, del Frente Renovador que pertenece al oficialismo, y los representantes de Igualdad y Participación y el Frente Social y Popular se abstuvieron.

Viraje a nivel nacional, por Agencia Télam

Las provincias, los municipios y cualquier institución privada cuentan con el aval de las leyes argentinas para comprar vacunas contra el coronavirus, en el caso de que lograran acordar con los laboratorios que, hasta el momento, prefieren negociar con los estados nacionales por la escasez de dosis y por las complejidades que surgen a la hora de sellar los contratos.

La adquisición de vacunas ocupó el centro del debate en los últimos días, pese a que el capítulo 6 de la ley 27.563, sancionada por el Congreso y promulgada en noviembre pasado, dejó en claro ya hace meses que “no está prohibido en la Argentina” la compra de dosis por afuera de las negociaciones que lleva adelante el Gobierno desde la llegada del coronavirus al país.

Así fue explicado el miércoles por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y este jueves por el el presidente de la Comisión de Salud de Diputados, Pablo Yedlin, quien aclaró que en el caso de que las provincias decidan llevar adelante una compra de dosis (de vacunas registradas en la Anmat) “tienen los mismos beneficios que la Nación”.

En declaraciones al canal A24, el legislador oficialista indicó que en esa situación están las vacunas de Pfizer y Astrazeneca y, en cambio, la Sputnik, por ejemplo, “está en registro de emergencia y se autorizan lote a lote de país a país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *