El temporal que desde este jueves por la tarde se abate sobre la ciudad causó la caída de árboles y ramas, voladuras de techos y anegamiento de calles, debido a la intensidad de las precipitaciones y el corto tiempo en el que se acumuló el agua. El alerta por tormentas fuertes y vientos potentes encendió luces de alarma entre los vecinos de la ciudad.

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, el mal tiempo seguirá hasta mañana. Se esperan chaparrones, ráfagas de viento sur y actividad eléctrica, por lo que Defensa Civil llamó a que se extremen los cuidados al transitar en la vía pública, ya seas a bordo de un vehículo como a pie, dado los peligros que encierra la tormenta.

Hasta primera hora de la mañana habían caído 65 milímetros lo que causó que, debido a que las bocas de tormenta estaban tapadas por la actumulación de residuos, se inundaran calles en varios sectores del municipio. Higiene Urbana desplegó un amplio operativo para liberar los puntos donde se acumuló la basura para permitir el drenaje.

El titular de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, informó que se recibieron 19 denuncias por daños causados por el viento, que alcanzó ráfagas de hasta 52 kilómetros por hora, entre ellos caída de ramas y de árboles añosos. Varias cuadrillas de la repartición trabajan desde la madrugada para resolver los inconvenientes causados por el temporal.

Los casos más delicados se dieron en Hernández y Marull, en la zona norte, y en el área central en Balcarce 1015 y en Moreno y Catamarca, donde un árbol de gran porte aplastó tos a dos automóviles causandoles serios daños a la carrocería. El más afectado fue un Renaul Clío negro, que sufrió destrozos en el parabrisas y el techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *