Durante el último año, y a raíz de la pandemia que aún hoy estamos atravesando, profesionales de las áreas de neumonología y cardiología del Hospital Cullen desarrollaron un estudio sin precedentes en la región, con bases en nuestra ciudad y alrededores, pero que puede impactar a nivel internacional.

Esta investigación pretende conocer las secuelas que deja el COVID-19 con el objetivo de tener mayor calidad de abordaje en la contención de los pacientes. Los doctores Ariel Ballina y Martín Maillo (Jefatura del área de Neumología), y Adrián Carlessi (Jefe del área de Cardiología) explicaron que en un gran porcentaje las alteraciones son casi imperceptibles y se dan en casos dónde los cuadros fueron leves y no necesitaron de internación.

Este estudio es pionero e inédito y tiene como objetivo identificar y documentar las principales secuelas que deja la enfermedad en personas que padecen cuadros de distintos grados de afectación, desde leves hasta críticos, detectando la frecuencia y severidad de las alteraciones físicas y/o psíquicas que pueda dejar el virus después de recibir el alta epidemiológica.


Además de los profesionales a cargo de la investigación, el equipo se conforma con Martín González Vara, Paula Gonzalo, Luciana Vegetti, Leonel Perelló, Cristian Pantaley, Florencia Giménez, Germán Maheara, Sebastián Wustten, Paula Di Renzo, Lucas Costa (FCM-UNL) y las enfermeras intensivistas María Rosa Lombardi y Verónica Monzón y Liset Bringas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *