La politóloga santafesina Laura Mondino, candidata a secretaria adjunta del Partido Socialista a nivel provincial, en la lista que encabeza Enrique Estévez y que postula a Mónica Fein como nueva presidenta del socialismo a nivel nacional, sostiene que su partido “tiene que mantener su autonomía ante la grieta” y debe convertirse al mismo tiempo en “una alternativa a nivel nacional”, en base a la experiencia de los 12 años al frente del gobierno provincial.

Mondino es politóloga y, desde 2017, ocupa una banca en el Concejo Municipal de Santa Fe, donde preside el interbloque oficialista del Frente Progresista. En su ciudad, participó del armado político que en las elecciones de 2019 llevó a Emilio Jatón a la Intendencia, tras 12 años consecutivos de gestiones de la UCR.

Ahora, como compañera de fórmula de Enrique Estévez –actual presidente del socialismo provincial y candidato a la reelección–, Mondino afirma que el partido tiene que darse espacios de debate interno, lamenta no haber podido llegar a un entendimiento con las otras listas que participarán de la interna del domingo 18 y destaca que en su espacio, llamado Socialismo en Movimiento, están representados todos los sectores que tienen responsabilidad en las gestiones locales.

“Venimos trabajando con la idea de que el partido mantenga su autonomía en relación a los proyectos políticos que nos están imponiendo una grieta, que para nosotros es una grieta falaz. De los dos lados se echan la culpa y ninguna tiene una propuesta de salida a esta situación de crisis que está atravesando la Argentina, donde más del 42% de las personas están por debajo de la línea de pobreza”, sostuvo Mondino en diálogo con El Ciudadano.

“Lo que vemos de los dos lados de la grieta es que no hacen otra cosa que echarse culpas. Creo que ahí el socialismo tiene que tener una alternativa propia, tiene que preservar su autonomía, con sus principios, sus ideales y su experiencia de gestión. El socialismo tiene mucho para aportar y para trabajar en una alternativa a nivel nacional”, agregó.

—¿Por qué tiene que continuar la actual conducción partidaria?

—Nosotros venimos dando discusiones al interior del partido respecto de la representatividad y los espacios de toma de decisiones. La idea es construir un partido que sea más democrático, participativo, que refleje las realidades de los territorios y de los barrios. La lista Socialismo en Movimiento es una lista que refleja la diversidad partidaria. Está compuesta por compañeros y compañeras de toda la provincia, del norte al sur; es una lista con paridad de género y nos planteamos grandes desafíos de cara a lo que vienen, que es poder debatir y generar las instancias que sean necesarias de discusión interna.

—¿Por qué no fue posible acordar una lista de unidad con los otros espacios?

—Los esfuerzos para la unidad partidaria los hicimos. Nosotros insistimos mucho en preservar la unidad del partido, sobre todo por el momento en el que estamos. Creemos que no es el mejor momento para que el partido enfrente una instancia electoral interna. Pero hubo otros sectores que decidieron, sin discutir, ir a una instancia electoral y, ante esa negativa, fue imposible evitar la interna.

—¿Qué evaluación hacen sobre la conducción partidaria y sobre las gestiones del socialismo en la provincia?

—Creo que las experiencias del socialismo en la gestión de gobierno fueron muy positivas. El socialismo siempre tuvo propuestas muy claras de cara a la ciudadanía, con políticas que han generado mayores derechos para los santafesinos y las santafesinas en materia de salud y educación, principalmente, y además en tratar de generar igualdad de oportunidades con programas como el Nueva Oportunidad y otros programas que trabajaron sobre una situación de violencia y desigualdad estructural. En eso el socialismo tiene mucho para aportar.

—¿Qué importancia les dan a las gestiones locales en municipios y comunas?

—Nosotros queremos que la realidad política del socialismo en los territorios, este nuevo escenario de reparto del poder, donde hay muchos compañeros y compañeras que están gobernando localidades –Santa Fe, Rincón, Recreo y Villa Gobernador Gálvez, entre otras–, tienen que estar representados en la conducción partidaria y tienen que estar reflejados en las decisiones hacia adentro del partido.

—Esta es la primera interna después de la derrota provincial de 2019. ¿Cómo piensa que impactará eso en la elección del domingo y qué autocrítica hicieron?

—Creo que es injusto echar culpas; lo que hay que hacer es generar instancias de discusión dentro del partido. La autocrítica tiene que ser interna, en el seno del partido. En ese sentido, creo que al partido le faltan aún instancias de discusión, no para romper, sino para sumar. Entender, con la madurez suficiente, que desde las diferencias o los matices nos podemos poner rápidamente de acuerdo y generar síntesis que nos representen a todas y a todos los socialistas. Para mi la apuesta es que el 19 de abril, después de las internas, estemos trabajando todos juntos por un partido más unido, más democrático y con más discusión. No nos sobra nada y todos los compañeros y las compañeras son importantes.

—¿Cómo se enlaza esta interna partidaria con el proceso electoral nacional y provincial?

—El socialismo tiene que construir alternativas en todas las localidades de la provincia y, por supuesto, a nivel nacional. Tenemos que estar fortalecidos para poder conducir el proceso de alianzas en el marco del Frente Progresista. Estamos convencidos de que hay que fortalecer el Frente Progresista y sumar nuevos actores que compartan las características del frente: sectores progresistas, de la izquierda democrática, de las organizaciones sociales, del movimiento de los trabajadores… Hay que seguir apostando a sumar nuevos sectores para fortalecer el frente.

—Si ganan las internas, ¿qué van a proponer para las elecciones intermedias?

—El desafío es convocar para sumar dentro del Frente Progresista y construir una propuesta electoral que, no tengo dudas, debe conducir el socialismo.

Elección interna

Tres listas competirán el domingo 18 de abril en la interna socialista, tanto a nivel nacional como provincial: el actual oficialismo, bajo el nombre Socialismo en Movimiento, que postula a Mónica Fein en el plano nacional y a Enrique Estévez en la provincia; el sector conocido como Bases, que promueve un acercamiento al gobierno nacional y al Frente de Todos y lleva como candidatos a Eduardo Di Pollina y Claudia Balagué, y Pluralismo Federal, un espacio aliado a Juntos por el Cambio en la ciudad de Buenos Aires, que postula a Roy Cortina y Silvio Mulé, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *