El gobernador Omar Perotti se reunió este jueves por la noche con intendentes y presidentes comunales de toda la provincia. Lo hizo para evaluar la situación epidemiológica en el territorio y escuchó atentamente el panorama que le presentaron. En coincidencia con los expertos que asesoran al jefe de la Casa Gris, los referentes mostraron su preocupación en torno al aumento de contagios, fundamentalmente de personas jóvenes.

Por eso, el gobernador pidió extremar medidas para evitar el cierre de actividades

Durante el encuentro por videoconferencia, los intendentes coincidieron en monitorear el avance de los casos y la ocupación de camas críticas.

En estas circunstancias, la estrategia apunta a la conciencia social y a la responsabilidad individual. Por eso, el gobernador insistió en el cumplimiento de los protocolos de las áreas productivas, y la actitud de cada ciudadano. Es que si bien no se sumaron restricciones en la provincia, salvo ciertas ciudades, advirtió que las variables “se irán evaluando diariamente en cada distrito”.

Este jueves por la tarde, la ministra de Salud, Sonia Martorano, dijo que la provincia es casi en su totalidad una “zona roja”, es decir de alta transmisión viral.

Una de las medidas adicionales será la del refuerzo de los controles en las rutas de ingreso a Santa Fe, donde como hasta ahora, se pedirá a los conductores la aplicación Cuidar, de acuerdo a la información de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *