Durante la tarde del lunes, ocurrió un insólito hecho delictivo. Un sujeto se presentó a la concesionaria Escobar de Avenida Freyre al 2200, simuló ser un comprador interesado en adquirir un vehículo y se subió con un empleado de la firma a probar un Ford Ka AA093ZK, blanco.

Luego de un forcejeó con el empleado, lo bajó del auto y se llevó el vehículo por la fuerza.    

Minutos después, la concesionaria llamó a la policía, hizo la denuncia y la causa está en manos del fiscal Lascurain.

La policía salió a buscar el Ford ka blanco robado en la concesionaria y encontraron otro Ford Ka que había sido sustraído por delincuentes (en este caso rojo). Este vehículo apareció en Amenabar al 3200 a 300 metros del lugar dónde lo habían robado (con faltantes de varios elementos del vehículo como la batería, ruedas, esteros, etc).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *