En primer lugar, la asesora del gobierno provincial sostuvo que la diferencia con la primera ola es que el crecimiento de casos es parejo en toda la provincia. Esto implica que todos los efectores tienen una altísima ocupación de camas.

“Para bajar esta velocidad de contagios no nos sirve la vacunación. Lamentablemente, no vamos a llegar a una vacunación importante en el próximo mes (por la situación que todos conocemos sobre el acceso del país a las vacunas)”, subrayó.  

Sobre la percepción del santafesino en relación al impacto que tiene la segunda ola, la ex ministra manifestó que los ciudadanos/as no comprende a dónde estamos parados y hacia dónde vamos. Además, agregó que hay un relajamiento que no está acorde a los contagios.  

Consultada sobre qué debería hacer el gobierno provincial ante esta situación, Uboldi opinó que debería construir los consensos necesarios que permitan bajar los contagios. Esto tiene que tener un tiempo determinado para que todo sea previsible.

Finalmente, remarcó que esta segunda ola (con cepas como la de Manaos) está afectando a personas más jóvenes que la primera y que algunas de ellas terminan en terapia intensiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *