El programa municipal promueve el ejercicio ciudadano para la construcción de la identidad de cada barrio de Santa Fe Capital. Con ese objetivo, en la actualidad se realizan encuentros en Varadero Sarsotti y San Lorenzo, donde los vecinos y vecinas son protagonistas.

La Municipalidad impulsa el programa “Mi barrio, mi historia”: a través de la integración ciudadana, se propone ir al rescate de las memorias urbanas e identidades colectivas que distinguen y otorgan singularidad a cada barrio de Santa Fe capital. 

La propuesta busca comprender el proceso de construcción de la identidad colectiva de cada barrio a partir de conocer la perspectiva de cada habitante y su sentido de pertenencia, a través de la indagación sobre las representaciones sociales y en vinculación con los procesos de ocupación y apropiación territoriales. 

En ese camino, propone realizar actividades de cercanía con la ciudadanía para conocer y escuchar sus historias e iniciativas barriales, y fomentar buenas prácticas de convivencia y la colaboración en torno al barrio tanto entre vecinos, como con el municipio y distintas organizaciones.

Esta experiencia comenzó en dos barrios del Suroeste, como es el caso de Varadero Sarsotti y San Lorenzo con la participación de vecinas y vecinos, representantes de vecinales y referentes de instituciones. Los encuentros se desarrollan en las Estaciones de cada barrio por iniciativa de la Dirección de Derechos y Vinculación Ciudadana en coordinación con las secretarías de Educación y Cultura, Integración y Economía Social, y Políticas de Cuidado. 

Narrando sus propias historias

En Varadero Sarsotti ya se realizó el primer encuentro en el que el origen del barrio, la histórica vinculación con Santo Tomé, puntos emblemáticos de referencia como La Arenera, y la experiencia de la inundación de 2003 fueron los temas centrales. De las reuniones participan activamente vecinos que residen desde hace décadas y que buscan recuperar la historia del barrio a través de distintas herramientas. Con ese objetivo, ya revolvieron el baúl de los recuerdos y cedieron fotografías para la puesta en escena de una muestra para compartir con la comunidad.  

San Lorenzo, por su cercanía con Varadero, también está atravesada por experiencias similares. Pero la historia del barrio que va camino a su primer centenario y la vinculación con la Estación Mitre también son temas que surgen en las reuniones a la hora de construir las identidades y memorias urbanas del barrio.

El barrio acontece como escenario de una vida cotidiana llena de tácticas, compromisos y conveniencias, estructura aglutinante de relatos y aventuras urbanas. Con esa definición como punto de partida, Florencia Costantini, coordinadora ejecutiva de Identidad Barrial y Ciudadana, plantea que “permite reconstruir las historias de los barrios de la ciudad, desde la voz propia de los actores, en relación al espacio público en el cual habitan. Un barrio puede estar constituido por distintas identidades, por ejemplo, en relación al género, la edad o la actividad política. Lo que une en un barrio no sólo son las cosas que tienen en común, también unen las diferencias y a eso se puede llamar también identidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *