La municipalidad de Santa Fe anunció que llegó a un acuerdo con el gremio CUEC y los titulares de los negocios del macro centro para aplicar obligatoriamente el horario corrido, en una franja de tiempo que puede ir desde las 9 hasta las 19hs. Esto se da en el marco de la adhesión total de la ciudad a las restricciones que decretó la provincia. 

En el resto de la ciudad, se permitirá el horario cortado porque se supone que los trabajadores viven en las inmediaciones de los comercios. El tope es el mismo, las 19hs.

En tanto, los supermercados tendrán una franja horaria que irá desde las 8 a las 20hs. En el centro de la ciudad, también estarán obligados a hacer un horario corrido.

Por su parte, los restaurantes podrán permitir el ingreso de comensales hasta las 23hs, con la regulación tal cual marcó la provincia (sin circulación de vehículos particulares desde las 21hs).

Emilio Jatón, intendente de Santa Fe, expresó que “estas medidas de restricciones tienen que ver con el momento crítico de la pandemia y la ocupación de camas críticas en la ciudad. La idea es bajar circulación afectando lo menos posible al sector productivo. Estamos tomando medidas junto al gobierno provincial para cuidar la salud de todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *