La Ministra de Salud de la Provincia, Sonia Martorano, dispuso esta semana la intervención del Hospital Reconquista, y asumió como interventor el CPN Gustavo Lupa, que tendrá 60 días para normalizar la institución. Además dio por terminado los mandados de los integrantes del Consejo de Administración.

Entre los argumentos de la Resolución Ministerial, se destaca que “se han podido verificar ciertos y determinados hechos que podrían constituir serias irregularidades en el proceso de vacunación, afectando la transparencia del mismo, lo que provoca gran desprestigio institucional, por el incumplimiento de políticas de salud referidas a la vacunación, incluyendo además la atención igualitaria”.

Para el Ministerio hay una hipótesis de un posible “incumplimiento e inobservancia de las instrucciones, pautas y parámetros de actuación contenidos en circulares, protocolos y los planes estratégicos de vacunación dictados por el Ministerio de Salud”.  

En la resolución también menciona que “por el desvío de vacunas se han radicado denuncias penales ante el Ministerio Público de la Acusación, donde la Dirección Regional de Salud respondió los oficios con sendos informes, adjuntando documentación respaldatoria; además, una delegación del Ministerio de Salud se presentó en el hospital los días 22 y 23 de marzo de 2021 a los fines de realizar un relevamiento integral del estado de situación”.  

“Resulta necesario e imperioso garantizar el funcionamiento institucional del hospital, ya que es un efector clave y estratégico del norte de la provincia, lo cual se intensifica en el marco de la emergencia sanitaria” indicaron desde la cartera de salud.

En otro tramo de la resolución se indica que “el estado de situación actual pone en riesgo el normal funcionamiento del hospital; y por consiguiente, la prestación de sus distintos servicios; por ello, resulta impostergable adecuarlo a las políticas sanitarias que llevan adelante el estado provincial y nacional, a fin de garantizar una correcta atención de la salud”.

Y agregan: “Atento a la gravedad que revisten prima facie las irregularidades detectadas en el operativo de vacunación, donde fueron inoculadas personas vinculadas al Consejo de Administración que no pertenecían a la población objetivo determinada en el plan estratégico de vacunación, se puede concluir que dicho órgano de gobierno dista mucho de encontrarse en posición de gestionar una efectiva conducción del hospital que asegure el adecuado cumplimiento de los fines perseguidos por el Ministerio en cuanto a las estrategias de abordaje de las políticas públicas de salud en general, y específicamente en el citado plan de vacunación”.  

La parte resolutiva de la norma dispone la intervención del Hospital Central de Reconquista por el término de 60 días; y declara la caducidad del mandato de los integrantes del Consejo de Administración que habían sido reconocidos por este Ministerio.  

En el artículo segundo se designa a Gustavo Alberto Lupa como interventor “quien actuará con las facultades de ley y realizará las diligencias tendientes a la normalización institucional del ente”.

También se invita a las entidades primarias de la ciudad de Reconquista para que propongan los nuevos miembros que en su representación integrarán el Consejo de Administración, de conformidad con lo previsto en la ley y su decreto reglamentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *