La Senadora Cristina Berra presentó un proyecto de Comunicación para solicitarle al Poder Ejecutivo que, a través del organismo que corresponda, analice la factibilidad de proveer medidores de dióxido de carbono a los establecimientos educativos de gestión pública y privada de jurisdicción provincial, en cualquiera de sus niveles y modalidades. La iniciativa prevé que los dispositivos sean colocados en aulas y demás espacios de uso pedagógico para prevenir la expansión del Covid 19 y como una herramienta más que contribuya al sostenimiento de la presencialidad escolar.

Los equipos permiten monitorear el CO2 en ambientes cerrados, al detectar una cantidad mayor al recomendado, hace sonar una alarma, para ventilar el ambiente o evacuar el lugar momentáneamente y así reducir el riesgo de infección. La renovación es simple y puede hacer de las aulas un lugar aún más seguro, ya que la concentración de aire es una potencial vía de contagio.

Con la vuelta de la presencialidad escolar en todo el territorio provincial de acuerdos a los protocolos establecidos por el Ministerio de Educación de la Provincia, se hace necesario sostener la misma a través de acciones contundentes que tiendan a disminuir el riesgo de contagio por Covid 19 en el ámbito escolar, ya que las instituciones educativas han demostrada un bajo nivel de contagio entre alumnos y docentes dentro de la estructuras edilicias.

En el mismo proyecto se invita a que escuelas que dependan de jurisdicción municipal o comunal también puedan incorporar esta tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *