Tras la reunión de esta mañana entre el Gobierno y representantes de AstraZeneca por el retraso en la entrega de vacunas, la firma emitió un comunicado en donde explica los motivos de las demoras y prometió “entregar todos los 150 millones de dosis a América Latina a partir del primer semestre”.

“Lamentamos confirmar un retraso en nuestra intención de iniciar envíos antes para América Latina a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”, explica el comunicado.

En esa línea explican que la cadena de suministro se basa en acuerdos con mAbxience (Argentina) para la producción del Principio Activo y con Liomont (México) para la instancia de llenado del producto final. “Conforme el proceso de Producto Final avanza, AstraZeneca también ha habilitado un segundo sitio en los Estados Unidos para complementar el proceso de llenado del Producto Final y alcanzar así el objetivo de entregar 150 millones de dosis a partir del primer semestre de 2021. Más del 80% de las dosis terminadas serán llenadas y empacadas en México”, señalan

Pero la firma remarca que, aunque la vacuna estará disponible durante el primer semestre 2021, “rendimientos del proceso inferiores a lo anticipado para los lotes iniciales, acceso limitado a insumos críticos y tiempos más largos requeridos para cumplir con las calificaciones del sitio en las liberaciones de lotes iniciales, ocasionaron resultados diferentes a los estimados inicialmente tanto en volúmenes como en tiempos de fabricación”.

En consecuencia, sostienen que se “retrasará el lanzamiento de nuestra vacuna en los países de América Latina que recibirán esta cadena de suministro”. Y remarcan: “Si bien lamentamos este retraso, nuestro compromiso con los protocolos de fabricación y con los más altos estándares de calidad requiere que demos este paso adicional”.

“A pesar de estos desafíos, seguimos en camino de entregar todas las 150 millones de dosis a América Latina en 2021 a partir del primer semestre. La producción de esta cadena de suministro suplementará las dosis de la vacuna de AstraZeneca que ya han llegado a 25 países de América Latina y el Caribe a través del mecanismo COVAX”, concluye el comunicado.

Más temprano, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, junto a la asesora presidencial Cecilia Nicolini, se reunieron con representantes de la empresa farmacéutica AstraZeneca Argentina para solicitarles formalmente que informen “a la brevedad” detalles sobre “la producción y control de calidad de la vacuna producida en el país y formulada en México y Estados Unidos”, como así también el cronograma de entrega estimado para la entrega de las dosis adquiridas por la Argentina.

“Mantuvimos un nuevo encuentro con el presidente de AstraZeneca Argentina y representantes de la firma para pedirles que a la brevedad informen sobre las eventuales dificultades que atraviesa el proceso de producción de la vacuna y los tiempos en que podrá iniciar la recepción de las dosis que Argentina ha adquirido según el contrato firmado en noviembre del año pasado ya que está información es vital para la organización de la campaña de vacunación”, indicó Vizzotti al término del encuentro.

Según se informó oficialmente, las funcionarias nacionales destacaron que -en el contexto del impacto de la segunda ola en el país y las dificultades para acceder a las vacunas en todo el mundo- el Estado argentino “seguirá buscando más y mejores opciones para acelerar el acceso de la población a las vacunas”.

Argentina suscribió un contrato para la compra de más de 20 millones de vacunas con la mencionada empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *