“No estamos planteando un retorno a la no presencialidad, esto debe quedar en claro ya que parece que estamos en contra de concurrir a las escuelas”.
Ante la compleja realidad del sector sanitario el grupo docente insiste en que se analice detalladamente la situación de cada localidad para tomar una determinación concreta. Desde AMSAFE Castellanos reconocen la urgencia del momento y llaman nuevamente a la virtualidad.

Uno de los principales puntos que se dieron a conocer tras el anuncio del Gobierno Nacional de extender las medidas restrictivas para frenar la proliferación de contagios es el sistema de clasificación de departamentos y distritos en base a su situación respecto al incremento de casos en los últimos 14 días, cantidad de casos sobre población y ocupación de camas de terapia intensiva. En base a estos puntos se clasificaron 4 posibles situaciones, de bajo riesgo, medio, alto y alerta epidemiológico y sanitario. Recién en el último estadio, el Gobierno aplicará la suspensión de las clases presenciales. Esto ya sucede en dos departamentos de la provincia, como lo son Rosario y San Lorenzo, los cuales fueron incluidos por el Ministerio de Salud de la Nación dentro de esta zona roja.
Al margen de estos parámetros establecidos por el Gobierno Nacional, el Secretario local de AMSAFE Castellanos insiste en que la realidad sanitaria de la ciudad y la región está en un punto de quiebre e insiste en que los funcionarios puedan analizar esta situación y tomar una determinación respecto a la presencialidad.

Adrián Oesquer, enfatizó que la posición del gremio es conocida, aunque ante especulaciones de distintos sectores aseguró que “no estamos planteando un retorno a la no presencialidad, esto debe quedar en claro ya que parece que estamos en contra de concurrir a las escuelas, nosotros siempre lo que plantemos era realizar un monitoreo permanente y constante de las realidades de las distintas localidades, departamentos y regiones de la provincia”, expresó el gremialista, quien dejó en claro que la idea principal es el cuidado de la salud, “no podemos ignorar esta realidad”.


En esta misma línea, el Secretario general de AMSAFE Castellanos deslizó que “no podemos estar solamente pensando que los contagios ocurren afuera del ámbito educativo, lo cual puede ser, pero también pueden ocurrir adentro”.
Desde AMSAFE provincial y regional han reconocido a lo largo de las últimas semanas el incremento en burbujas aisladas es una realidad concreta y existente, si bien apuntan que no es un parámetro acorde, ya que al ser de forma preventiva muchas veces siquiera corresponde a un caso positivo, pero que al margen de esto, los casos positivos son reales y “se van incrementando semana a semana, tanto en estudiantes como en docentes y este es el hecho de que nos preocupa”, expresó el gremialista local.

Dura realidad sanitaria
La realidad sanitaria de Rafaela todos la conocen y saben cómo se encuentra, su situación ya no solo incumbe a los funcionarios locales, sino también a los provinciales y nacionales que permanentemente llevan adelante un control de la realidad, que solo en este fin de semana tiene a más de 80 personas internadas.


La falta de camas, la saturación del personal de salud, la falta de insumos, entre otros aspectos son los que tanto preocupan a Oesquer de cara a esta segunda ola que estamos atravesando. Ante esta situación, el gremialista no pudo “tapar el sol con el dedo” y apuntó que hoy la ciudad no puede recibir a pacientes que necesiten internación, e inmediatamente detalló el caso de la persona de Ceres quien no pudo ser recibida en la ciudad y se la debió trasladar a Rosario ya que no había camas en Rafaela o Santa Fe. “Estamos ante una verdadera urgencia y no podemos seguir esperando. Debemos cuanto antes bajar esta curva de contagios, que disminuya la ocupación de camas y sobre todo, poder darle un alivio al personal de salud que realmente lo necesita, ahí radica principalmente la preocupación que tenemos y si debemos reducir la circulación, uno de los aspectos a considerar puede ser la presencialidad, la cual no es solo el gran número de alumnos y docentes que se llegan hasta las escuelas, sino también todo lo que gira alrededor de esto, desde transportes hasta padres de alumnos llevando a los chicos a las escuelas, lo que inevitablemente produce un movimiento importante de personas”, finalizó Adrián Oesquer.

Hubo 309 docentes y 218 alumnos contagiados en una semana
Sonia Alesso (secretaria general de Amsafe) manifestó la preocupación del gremio por la suba de casos de Covid-19 en las escuelas, y por esta razón, mantuvieron una reunión con los ministerios de Educación y Trabajo y otros sindicatos docentes.
Según adelantó, un informe de Educación indicó que entre los días 16 y 22 del mes se han registrado 309 contagios en docentes y 218 en alumnos.
“Llevamos la preocupación por la situación sanitaria. El planteo no tiene que ver con la importancia de la educación”, comentó Alesso en charla con LT8 de Rosario.
En este sentido, alentó a no discutir el falso dilema que se instaló en los medios nacionales sobre la presencialidad sí o no. Y destacó: “Estamos viendo un crecimiento general de casos en niños, niñas, y jóvenes de 4 a 19 años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *