El gobernador Omar Perotti y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, supervisaron este martes el Hospital Militar Reubicable en el predio del Liceo Militar General Belgrano, una extensión del Hospital Cullen que permitirá sumar 30 camas, con la posibilidad de ampliarse a diez más, para pacientes no COVID de baja complejidad.

Las autoridades sanitarias prevén que la estructura comenzará a funcionar esta semana bajo la atención de profesionales de salud. “Sólo nos resta definir la logística para comunicar el hospital con esta sala”, subrayó el director del nosocomio, Juan Pablo Poletti.

Por su parte, el ministro de Defensa Agustín Rossi elogió el trabajo de las fuerzas armadas y la decisión del presidente de la Nación en colaborar con la situación sanitaria de las distintas provincias.

Asimismo, el gobernador Perotti remarcó que “este módulo incorporado al Cullen se suma al que ya agregamos al Hospital de Rafaela, al de la Cárcel de Piñero y al de Villa Constitución. Hoy estamos aprovechando al máximo la capacidad del sistema de Salud. Vamos a tener que generar nuevas terapias en el interior de la provincia en un mediano plazo. Pero hoy, el marco es este, expandir lo que podemos y trabajar coordinados con las empresas públicas e intendentes”.

En el Liceo se atenderá a pacientes con cuadros leves de otras patologías no COVID y a todos aquellos que no necesiten oxígeno. Desde el hospital Cullen se trasladará un total de 30 camas que serán destinadas para los pacientes que se alojen en el hospital de campaña. Con estas unidades el nosocomio pasará de tener la capacidad de atender a 310 pacientes.

En tanto, se derivarán los insumos pero para eso serán necesarios más enfermeros, más personal de limpieza y más médicos. El Ejército también colaborará con el personal de sanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *