En el marco de la recorrida al Hospital militar de campaña, instalado en el predio del Liceo “General Belgrano” en la capital provincial, la ministra de Salud, Sonia Martorano, reconoció que parte de la virulencia del virus en Santa Fe, responde a la circulación comunitaria de la cepa del Reino Unido.

La titular de la cartera sanitaria sostuvo que la Provincia realiza esfuerzos denodados para aumentar el número de unidades de internación, pero “el límite es el personal finito, por eso llamamos a la población a bajar los contagios, porque a este ritmo no habrá camas que alcancen”.

En tanto, reconoció la circulación en Santa Fe de la cepa del Reino Unido por sobre la de Manaos, mientras no descartó la posibilidad de una variante autóctona, debido a que el “virus busca sobrevivir, por eso muta y cambia, siendo más agresivo, hecho que se genera a mayor sociabilización”, explicó.

A diferencia del primer pico de la pandemia, “las personas jóvenes son quienes más utilizan el respirador. Por un lado, porque la gente mayor se cuida más y también porque gran parte de esa población está vacunada”, argumentó.

Asimismo, Martorano explicó que los tratamientos y atenciones no ha variado demasiado, ante la inexistencia de antivirales específicos. “Si bien tenemos medidas de soporte respiratorio nuevas, continuamos con el uso de corticoides, antitrombóticos, plasma, suero equino, como forma de paliar la enfermedad, pero no tenemos nada nuevo para combatirlo”.

Sobre la presencialidad en las escuelas

Respecto a la posible suspensión de las clases presenciales en la provincia, Martorano afirmó que el Gobierno es un fiel defensor de los alumnos dentro de las escuelas, por lo que desestimó cambios en lo inmediato.

“Dentro de las escuelas los chicos están muy seguros. Veo que los alumnos respetan los protocolos, incluso más que los adultos”, expresó la ministra, quien deslizó que, como política sanitaria, la posibilidad suspender clases de manera corta e intermitente sería la medida más factible en caso que se dupliquen los contagios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *