El intendente de la ciudad lamentó que no haya camas críticas y preparadas en el centro de salud. Habrá más cierre de actividades desde este jueves.

Si bien se esperaba la segunda ola de coronavirus, y se sabía que podía traer complicaciones sanitarias el hospital de Coronda no cuenta con equipamiento y camas críticas para hacer frente a la internación de pacientes con covid-19.

Así lo manifestó el intendente de esa ciudad, Ricardo Ramírez, quien mencionó que el hospital es nuevo pero carece de herramientas sanitarias para contener a aquellos que atraviesan la enfermedad y necesitan cuidados intensivos.

“El hospital no tiene el equipamiento que se necesita. Está terminado pero no equipado. Hay camas comunes para pacientes leves o moderados, y para eso nosotros podemos armar un hospital en otra institución. Debería haberse preparado este antes para que no suceda lo que pasa ahora”, remarcó el funcionario.

Es por eso, que ante el aumento de casos definió nuevas restricciones que regirán desde este jueves por un plazo de 15 días.

Entre ellas, se encuentra la prohibición de toda actividad recreativa en instituciones deportivas. En gimnasios, sólo se permitirá la concurrencia de no más de diez personas para tareas de rehabilitación con prescripción médica. Sólo podrán realizarse actividades físicas individuales.

También quedará prohibida la permanencia en lugares públicos abiertos, como plazas, costera y cualquier otro espacio libre de la ciudad. Así también, regirá la imposibilidad de pesca deportiva tanto de costa como de embarcados.

En cuanto a la actividad comercial, Ramírez señaló que continuará con el mismo horario de cierre.

Además, se modificó el horario de cierre de comedores y bares con horario límite de las 23 y de ingreso a las 22 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *