Las profundización de las restricciones decretada el pasado sábado por el Gobierno Provincial incluyó a todos los gimnasios de la provincia que, a partir de esta normativa, no podrán abrir sus puertas como mínimo, hasta el 21 de mayo. Sin embargo, una buena parte de ellos se revelaron y recibieron a clientes este lunes. De esto habló Marcelo Visuara, de la Cámara de Gimnasios de Santa Fe.

Estamos muy angustiados. Nos tomó muy de sorpresa este decreto del Gobierno, consideramos que fue muy apresurado, sin consultarnos, sin una mesa de diálogo que podríamos haber entablado. Ese mismo viernes, antes de la generación del decreto, tuvimos una reunión en el Concejo Municipal para sacar una ordenanza para que se declare la esencialidad de la actividad física y que los gimnasios seamos considerados promotores de salud. Dialogamos lo mismo con Diputados y creíamos que veníamos muy bien encaminado en el cumplimiento de protocolos: el sábado a la mañana nos encontramos con esta medida, totalmente arbitraria”, comenzó diciendo Visuara. 

Además, contó que la decisión de abrir este lunes no la tomaron de forma individual. “Junto con la Cámara de Rafaela, los chicos de Santo Tomé y Santa Fe, decidimos abrir los gimnasios. La situación es insostenible: 14 días más sin trabajar sería el cierre definitivo para la gran mayoría de los gimnasios de la ciudad de Santa Fe y las zonas de influencia“. Y añadió: “hay gobiernos municipales que directamente no se adhirieron al decreto: Ceres, Sunchales, Esperanza. Por eso, insisto en nuestra situación”.

En este sentido, destacó el cumplimiento de protocolos en el sector. “Desde junio del año pasado venimos trabajando con un aforo del 50%. En los últimos meses, con uno del 30%. Eso hizo que se nos redujeran los ingresos. Los costos fijos aumentaron un montón. Estar 14 días sin trabajar en lugares donde se han respetado 100% los protocolos -se calcula que en gimnasios hay un 0,7% de contagios- y ver que se reprime la actividad deportiva, nos parece injusto para la mayoría de los gimnasios que estamos trabajando en pos de la salud”. 

En relación al diálogo con autoridades, Visuara contó que “el único contacto que hemos tenido con el Gobierno es con el Subsecretario de Desarrollo de la Producción, Matías Schmut. Nos ha atendido bien, ha atendido las problemáticas del sector. Queremos que se revea la medida: es imposible poder estar 14 días sin trabajar. Y más viendo que no se pone el foco donde hay que poner, que no somos los gimnasios. Terminamos pagando: es una situación que nos pone muy mal, nos da bronca que esto pase. El diálogo con Gobierno nunca lo tuvimos, siempre intentamos”.

Finalmente, confirmó que desde este martes iniciarán los reclamos. “Por lo pronto, mañana nos movilizamos en San Luis y Balcarce y presentaremos un recurso de amparo ante la justicia para que nos permitan trabajar normalmente y no bajo estas situaciones de incertidumbre y de angustia que no son normales. La apertura, esta vez, tiene que ver con mantener la fuente de trabajo: en mi caso, estar 14 días sin trabajar, yo ya estoy pensando en un cierre definitivo de mi gimnasio y muchos de los otros gimnasios de la ciudad, la provincia y el país, deben estar bajo la misma situación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *