El presidente Alberto Fernández advirtió este domingo que si el Congreso nacional no sanciona la ley de emergencia Covid la “única alternativa” será que un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) “vuelva a poner en vigencia las restricciones” para mitigar los contagios de coronavirus.

“Si no está la ley, la única alternativa es que un DNU vuelva a poner en vigencia las restricciones, que son muy necesarias”, afirmó Fernández.

El mandatario repasó que “en los lugares donde se cumplieron” las normas, como en el Gran Buenos Aires, “la caída de los casos fue más significativa” que en la Ciudad de Buenos Aires, donde “las clases siguieron y los controles fueron más relajados”.

En declaraciones a C5N, Fernández dijo que “se observa una suerte de amesetamiento un poco por debajo, pero necesitamos bajar más” los casos.

Al respecto, destacó que “en muchos lugares que renegaron de los cierres tienen un crecimiento de casos singular”, tras lo cual aclaró: “Quisiera que cada argentino entienda que no es que yo estoy empeñado que los chicos no vayan a clases, es más, estoy muy dolorido”.

“Es mucho más efectivo dar las clases de modo presencial que por Zoom, todo eso lo entiendo”, dijo, y señaló que lo que quiere que la sociedad comprenda es que “hoy en día las clases presenciales son un riesgo creciente”.

Continúan las negociaciones con el FMI

El mandatario nacional hizo un balance “claramente positivo” de su gira por Europa, donde visitó distintos países para buscar apoyo en la renegociación de la deuda, y anticipó que la búsqueda de mayores plazos de pago llevará “más tiempo” de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Es un balance claramente positivo porque aquello que nos propusimos lo hemos logrado, que era pedirle a Europa que prestara particular atención a lo que estaba pasando en la negociación de Argentina con el FMI, la necesidad de que nos acompañe en aquellos que nos preocupa: tratar de buscar más tiempo en los plazos de pagos; eso va a demandar más tiempo pero insistimos en plantear y corregir”, reseñó el mandatario.

El Presidente señaló que propuso al FMI la necesidad de “revisar la sobretasa, que es una tasa adicional que pagan aquellos países que han excedido su cupo crediticio”. “Eso es exactamente lo que le pasó a Argentina cuando tomó el crédito”, sostuvo el jefe de Estado, y graficó que “como consecuencia de eso nosotros, en vez de estar pagando un punto de interés, estamos pagando tres”.

“La decisión la tiene que tomar el directorio del Fondo, y eso exige que todos estos países estén acompañándonos”, acotó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *