El Doctor Carlos Abraham, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios privados de Santa Fe, reconoció que “las camas de terapia intensiva siguen con ocupación plena y estamos en permanente contacto con los directores de los hospitales públicos tratando de ubicar a pacientes que requieren la atención de cuidado intensivo porque realmente estamos al límite. La red de camas críticas está aceitada pero es como que no alcanza”.

Con respecto a las internaciones de patologías no covid, Abraham detalló: “también tenemos una demanda de esas camas críticas por las otras enfermedades, que siguen existiendo, y eso estresa mucho al sistema. Estamos suspendiendo lo que es atención programada a fines de ir disponiendo de esas camas. Estamos hace un año y medio hablando del covid-19, que nos demanda mucha infraestructura, pero el resto de las enfermedades siguen existiendo. El sistema no tenía capacidad ociosa para recibir una nueva enfermedad, por eso se tuvo que expandir, pero estamos al límite y sin posibilidad de seguir ampliando por falta de recurso humano”.

En relación a la repercusión de la baja de nuevos casos en la atención de las UTI, el Dr. Abraham aseguró: “el sistema de atención se estresa en la cama crítica porque se ocupa por periodos muy prolongados de tiempo. El paciente con patología covid está durante muchas semanas en estado crítico, con respirador. Esa baja de nuevos casos que empieza a notarse en la provincia todavía no se percibe en el sector de las camas críticas. Por ahora se desocupan por dos razones: pacientes que mejoran, que son el 50%, o pacientes que fallecen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *