La ciudad de Santa Fe y todas las localidades pegadas al Río Paraná vuelven a padecer en este invierno una bajante histórica, que por estas horas en el puerto local marca menos de 40 cm.   

El Ing, Carlos Paoli, docente universitario y ex titular del INA comento, que el Río Paraná en nuestra región no padecía un fenómeno similar desde el año 68’, 69’ y 70’.

Este dato es muy importante, porque nos enseña que las bajantes nunca ocurren sólo en un año sino que ocurren durante dos o tres años seguidos.    

Consultado sobre si las represas de Brasil pueden revertir esta situación abriendo sus compuertas, Paolo explicó que “las represas no tienen un caudal mínimo por estos días y necesitan liberar agua para generar energía. Pueden llegar a generar un pequeño alivio por unos días pero no son nunca una solución para cambiar situaciones críticas”.

Finalmente, Paoli señaló que los escenarios hidrológicos son pesimistas hasta la llegada de la primavera. Es más, para julio se esperan marcas cercanas al 0 en el puerto local.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *