La fuga este domingo de ocho presos de la cárcel de Piñero puso en cuestión la seguridad de la penitenciaría. Los detenidos huyeron con ayuda externa y a través de un corte en el alambrado. Desde el gobierno provincial anticiparon varias medidas para asegurar la cárcel, entre ellas construir un muro perimetral, sumar tecnología y añadir vigilancia hacia afuera.

“Este gobierno va a construir el muro perimetral para que esto no ocurra nunca más y darle seguridad al personal”, dijo el secretario de Asuntos Penitenciarios, Walter Gálvez en conferencia de prensa este lunes por la mañana junto al ministro de Gobierno, Roberto Sukerman; y el subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Jorge Bertolozzi.

Gálvez agregó que también se redireccionarán las garitas de vigilancia que actualmente miran únicamente hacia adentro, para prevenir también ataques desde afuera como el de este domingo.

“Piñero va a tener un centro de monitoreo pionero en el país (…). Es una obra millonaria que se tiene que hacer para brindar seguridad a un penal que es un ícono”, prometió y recordó que adentro hay unos 200 detenidos de alto perfil, muchos jefes de bandas narcocriminales que incluso a veces vulneran la seguridad interna y siguen operando entre muros.

Sukerman, por su parte, anticipó que el miércoles vendrán desde Río Negro a Santa Fe especialistas del Invap (Investigaciones Aplicadas) para sumar tecnología de control.

Actualmente Piñero, con una capacidad para 1.400 detenidos, aloja a 2.100.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *