Tras la fuga de ocho presos en la cárcel de Piñero, desde el gobierno provincial y la Secretaria de Asuntos Penitenciarios anunciaron la construcción de un muro perimetral y la implementación de nueva tecnología.

En ese sentido, Walter Gálvez, secretario de Asuntos Penitenciarios, expresó: “Evidentemente no teníamos hipótesis de que esto podía llegar a ocurrir. Cuando esto sucede, se me vienen a la cabeza un montón de pensamientos y recuerdos de cosas que ocurrieron como la balacera el frente de la casa de un gobernador, si balearon oficinas de jueces, fiscales, y no es alocado pensar que un grupo comando intente sacar al jefe y subjefe de una estructura mafiosa que hoy están en la cárcel de Piñero”.

“Esto es realmente incomprensible de donde se lo mire. Esto genera un antes y un después, claramente. Fueron solo 8 por el accionar rápido de los agentes y de los muchachos que estaban custodiando en las garitas porque evitaron una fuga masiva. Hoy faltan un montón de cosas para la situación actual porque es una cárcel hecha para hace 15 años atrás pero no para hoy donde hay una superpoblación y de las bandas que se encuentran dentro”, agregó.

Asimismo explicó que “llegó el momento de discutir el perfil de la cárcel de Piñero el cual no es el mismo de hace 15 años atrás. Para poder tomar decisiones hay que estar en el lugar, saber, conocer para poder presentar una batería de acciones para que el perfil de la cárcel en tecnología e infraestructura condiga con lo que aloja hoy la cárcel de Piñero”.

Consultado sobre la posibilidad de construir un nuevo penal, Gálvez indicó: “Una nueva unidad penitenciaria demanda entre cuatro y cinco años de construcción, y el problema es hoy. Hay que tomar medidas urgentes porque si esto sucedió una vez, puede suceder dos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *