La ciudad de Santa Fe ingresó en su quinto día de paro del transporte público por colectivos, que se puede extender por tiempo indefinido -según se manifestaron desde el gremio de la Unión Tranviarios Automotor-. “Al habitual déficit de frecuencias, el amontonamiento de pasajeros en medio de la pandemia, los coches en un estado cada día peor, ahora se le suma un conflicto que no tiene expectativas de soluciones definitivas en el corto plazo”, advierten los concejales de la UCR en Juntos por el Cambio Inés Larriera y Carlos Pereira.

Los ediles advirtieron que “el intendente, a pesar de lo crítico de la situación, no ha anunciado ninguna medida, ni ha puesto en marcha ninguna gestión a los efectos de destrabar el conflicto”, y continuaron: “peor aún: no ha existido ninguna declaración siquiera desde el Ejecutivo Municipal orientada a sentar postura e informar a las santafesinas y santafesinos sobre los pasos a seguir. Todos sabíamos desde hace semanas que este paro iba a suceder, los empresarios y el gremio lo habían anunciado; todos sabemos que el transporte está en crisis desde el mismo inicio de la gestión Jatón, y a pesar de ello nada se hizo desde la Municipalidad”.

Asimismo, Larriera y Pereira recordaron que “el transporte público es un servicio municipal, una concesión otorgada por el propio Municipio y, por lo tanto, no alcanza con relatar los problemas que afronta el sistema; es necesario que el intendente y sus funcionarios se pongan al frente de la resolución y dejen de repartir culpas a las otras instancias del Estado, ya sea nacional o provincial”.

En el mismo sentido, los concejales sostuvieron que independientemente de la inequitativa distribución de los subsidios a nivel nacional, “no es admisible que el Municipio se mantenga de brazos cruzados, porque  el Concejo autorizó en su última sesión a que el intendente disponga recursos presupuestarios para hacer frente a los desfases económicos del sistema”. Y añadieron: “Es sumamente injusto que se obligue a los usuarios a afrontar con sus propios ingresos los enormes costos que implica moverse con medios alternativos para poder llegar al trabajo, mientras la Municipalidad se niega a aportar los fondos necesarios para que el sistema siga en marcha. El ahorro del Municipio en materia de transporte se financia con el gasto extraordinario que deben realizar las familias en estos días”.

Los concejales hicieron un llamado a Jatón para que asuma el liderazgo que el momento requiere para encauzar la situación y se comprometieron a brindar todo el acompañamiento en  la toma de las medidas que sean necesarias. “En medio de la pandemia y de una crisis económica muy grave se está colocando a los trabajadores y las familias en general en una situación de suma angustia, que no solo afecta la movilidad en la ciudad sino que lesiona gravemente el bolsillo de los que menos que tienen, que son quienes más necesitan del transporte público”, afirmaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *