El atleta santafesino Germán Chiaraviglio fue el primer deportista argentino que dio positivo en coronavirus a su arribo a Tokio 2020. Luego de procesar la frustración, el saltador con garrocha relató cómo fueron los hechos y lamentó no poder competir en sus terceros Juegos Olímpicos, pero aseguró que debe “priorizar” su salud.

Chiaraviglio, de 34 años y que compitió en Beijing 2008 y Río 2016, cuando fue finalista, vivió un par de días repletos de incertidumbre y lo reflejó en un posteo que realizó en sus redes sociales, donde recibió miles de mensajes de aliento y apoyo para este duro momento que le toca atravesar.

“Se terminó Tokyo para mí. Es muy duro de procesar algo así, seguramente me lleve mucho tiempo. Sabíamos que este Juego Olímpico era distinto y con reglas diferentes, y acá estoy, me tocó a mí”, inició su explicación. “Nunca llegué a disfrutar de la Villa Olímpica. Desde el día 1 me avisaron que daba positivo de Covid en la muestra de saliva y eso derivaba en un aislamiento preventivo y un hisopado PCR para contrastar. La espera era de 3 horas. Luego recibía la hermosa noticia del resultado `negativo´ y me dejaban volver a hacer vida normal”, sostuvo.

Y completó: “Eso sucedió tres días seguidos, positivo de saliva, negativo de hisopado. A esa altura ya me costaba dormir en la noche y vivía durante el día sabiendo que al otro día a la mañana me iban a llamar y nuevamente aislamiento. Hasta que el miércoles 28 el hisopado también dio positivo y ahí supe que todo se terminó”.

Chiaraviglio debía competir este viernes a partir de las 21:40 en las clasificatorias, donde iba a intentar al menos igualar la histórica clasificación a las finales que había logrado en Río de Janeiro 2016. Desde ese testeo PCR positivo, el santafesino se encuentra aislado en un hotel por diez días, sin sintomatología grave, pero con la necesidad de “cuidar” su salud para poder retornar a la Argentina y reencontrarse con su familia.

“Agradezco a las personas que estuvieron y están cerca y a todos aquellos que me hicieron llegar su mensaje de amor y cariño. Todos los éxitos al equipo argentino en lo que queda, ¡sigan dándolo todo! Vivir esto es muy difícil, pero también pasará. Gracias Javier Benítez (su coach) por estar siempre al lado mío”, concluyó Chiaraviglio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *