Los concejales Sergio Palermo y Verónica Taggiasco -Partido Socialista- solicitaron a la diputada provincial Gisela Mahmud que interponga un pedido para que Coronda sea una ciudad beneficiada con un fondo existente para las ciudades afectadas por la bajante del Río Paraná, su cuenca y sus afluentes.

Según la presentación acordada entre los ediles y la legisladora provincial “la Cámara de Diputadas y Diputados vería con agrado que el Poder Ejecutivo, por intermedio del organismo que corresponda, arbitre los medios necesarios a los fines de gestionar la entrega de parte del fondo extraordinario anunciado por Nación para la zonas afectadas por la bajante del Río Paraná a la localidad de Coronda”.

Esto se desprende después de análisis, reuniones y pedidos hechos desde el bloque socialista, incluida una reunión con Coserco y “debido a los altos índices de salinidad hallados en las últimas semanas en el Río Coronda que fluctuaron en un rango entre 2000 a 3000 us/cm por encima de la media histórica”.

Según indicó en la legislatura, por escrito, la diputada representante de la juventud del partido de la rosa, “la bajante actual del Paraná es la más importante que está ocurriendo en nuestro país en los últimos 77 años. El déficit de precipitaciones en las cuencas brasileñas del río Paraná y del río Iguazú, y la sequía son factores determinantes. Las bajantes y las crecidas son procesos naturales y cíclicos en cualquier sistema fluvial, pero se transforman en noticia cuando exceden los parámetros normales; esto ocurre hoy”.

Lo que preocupa y mucho es el posible declive de la potabilización y el suministro de agua en Coronda, entre otros temas. “Como en todo proceso de bajante, se prevé la afectación sobre el abastecimiento y calidad del agua potable, la navegación y operaciones de puerto, el ecosistema, la fauna ictícola y la generación de energía hidroeléctrica. Por ello, más que nunca el Estado debe asumir un rol protagonista en la tarea de generar articulaciones entre los distintos niveles y áreas, y otorgar todo tipo de ayuda y contención a las zonas más afectadas por la situación actual”.

Recordemos que el río Coronda es un brazo del río Salado, de unos 150 kilómetros de largo, que corre próximo al río Paraná hasta que confluye con éste. La localidad de Coronda se abastece por dicho río, y la situación actual de la bajante  actualmente está trayendo complicaciones para sus habitantes.

Según la consultora química de Coserco, Masterquim, “los valores de salinidad del río de las últimas semanas fluctuaron en un rango entre 2000 a 3000 uS/cm. Esto es por encima de la media histórica que se mantiene entre valores de 300 a 700 uS/cm, provocando un cambio en el sabor del agua tratada final. Este aumento de salinidad se produce por la bajante del río y se normalizará una vez que el cauce fluvial retome los niveles normales según dicho laboratorio.” En este sentido, días atrás se anunció que el Ministerio de Obras Públicas a través del Fondo de Emergencia Hídrica, por una inversión de $1000 millones destinará los recursos para trabajos en las tomas de agua sobre el río Paraná y arroyos interiores; la adquisición de bombas y dragados para tomas de agua, adecuación de canales, cañerías de conducción y aducción e impulso, y pontones para tomas temporarias, cuyo relevamiento está haciendo la Prefectura Naval Argentina. Finalmente, la diputada Mahmud recalcó que “solicitamos a través del presente proyecto que la ciudad de Coronda sea una de las localidades por razones de índole sanitaria y ambiental reciba parte de estos fondos nacionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *