Experiencia y Rubén Giustiniani van de la mano. Así lo hace saber el actual legislador provincial que también ocupó cargos en el Congreso de la Nación, siendo Diputado a lo largo de seis años y luego Senador durante 12 años. Ahora, busca volver a la Cámara Alta nacional pero primero debe sortear las primarias del próximo domingo. Allí participa en la interna dentro del Frente Progresista (FAP) donde compite contra la lista que encabeza Clara García. “Yo ya tengo la experiencia de haber estado en el Senado y de haber impulsado leyes para defender a Santa Fe y a la gente”, destacó en diálogo con CLG.

Actualmente es diputado provincial por Igualdad y Participación, partido que creó él mismo en 2015, tras distanciarse públicamente con la cúpula del socialismo por diferencias en su conducción. De todas formas, nunca se alejó del todo.

Eso hizo que, este domingo, vuelva a competir en la interna del FAP encabezando la lista Preparados para Santa Fe.

“La nuestra es una lista plural, están representados todos los sectores en el arco político del FAP. Además, yo ya tengo la experiencia de haber estado en el Senado y de haber impulsado leyes para defender a Santa Fe y a la gente. En ese sentido expresamos rendición de cuentas de lo hecho y como garantía de lo que vamos a hacer”, destacó Giustiniani sobre las principales diferencias con su contrincante el próximo domingo en las urnas.

Sobre el cierre de la campaña, aseguró que estuvo “recorriendo la provincia y los barrios de la ciudad de rosario, escuchando a la gente”.

“Hay personas que están desinformadas, que nos preguntan qué se vota. También hay gente cansada, decepcionada. Así que planteamos nuestro mensaje y nuestras propuestas, en esta lista que encabezo junto a personas del radicalismo, del socialismo, la democracia progresista, Pares, el Gen, el SI, Igualdad y dirigentes sociales y políticos”, señaló.

Con respecto a las diferencias que encuentra con el Congreso actual y el que él integró durante 1997 al 2015 (siendo Diputado y Senador) aseguró que “el país está mucho peor, hay más inflación, más pobreza y más desempleo, por lo que es muy importante defender a Santa Fe”.

“Nosotros logramos en aquel momento ir a una audiencia pública histórica junto con Hermes Binner, que era el gobernador, acompañarlo y ganar un juicio que hoy representa un ingreso anual a la provincia de más de 10 mil millones de pesos. Pero todavía falta recuperar los 150 mil millones de pesos de la retroactividad de ese juicio y Santa Fe necesita que se lo defienda, no ir al Congreso nacional a calentar una banca o ser un levantamanos del gobierno de turno”, sentenció.

LOS TEMAS QUE MÁS PREOCUPAN A GIUSTINIANI


Entre sus principales propuestas el precandidato a senador nacional sostuvo que hará hincapié en la seguridad, la juventud, los humedales y los jubilados.

“La seguridad es lo principal que nos plantea la gente. Yo soy autor de la media sanción de la Ley de Extinción de Dominio, cuando fui senador nacional, y es sobre los bienes económicos del narcotráfico. Es el causante de las balaceras, las muertes, la violencia en la ciudad de Rosario y hay que quitarles ese poder económico que tienen, que les permite la impunidad de corromper sectores de la policía, de la política y de la justicia, por lo tanto esa ley hoy es clave”, subrayó.

Con respecto a la juventud: “Soy autor de bajar la mayoría de edad de 21 a 18 años, la juventud necesita respuestas a su reclamo de empleo y de educación y de alquileres accesibles a quienes quieren independizarse y no pueden hacerlo”.

En la misma línea, destacó la importancia de contar con una Ley de Humedales: “Fui autor del primer Parque Nacional en las islas a la altura del departamento San Jerónimo en la provincia, y media sanción le di a la Ley de Humedales en el año 2013 cuando poco se sabía lo que era. Hoy nos tapa el humo, el fuego y vemos imprescindible este tema”.

Por último, Giustiniani resaltó que buscará “el 82% móvil para jubilados y pensionados”, ya que también es autor de la Ley que después fue vetada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2010. “La realidad demostró la necesidad de esto cuando hoy cuatro millones y medio de jubilados están por debajo de la línea de pobreza cobrando 26 mil pesos, y una movilidad previsional que ha dado un aumento de este año del 35% cuando la inflación va a ser del 50%”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *