Ordenaron el desalojo de la usurpación de una calle en barrio La Cortada

Dto. General Obligado Reconquista

Se dispuso el cese del estado antijurídico y el lanzamiento de aquellas personas que están usurpando un espacio público del barrio La Cortada de Reconquista. El operativo policial se llevará adelante el viernes 3 de diciembre a las 13:00, si los ocupantes no se retiran antes por sus propios medios.

La medida fue resuelta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Santiago Banegas, en una audiencia prevista en el articulo 207 del Código Procesal Penal de la provincia que se desarrolló en los tribunales reconquistenses.

El fiscal que está a cargo de la investigación y solicitó que se ordene el desalojo, es Leandro Mai.

Alojamiento temporal
Mai señaló que “en razón de la presencia de niños, niñas y adolescentes en la ocupación irregular, se solicitó -previo a la realización de la audiencia de cese del estado antijurídico- que las agencias tanto de primer como de segundo nivel con incumbencias específicas en la protección de los intereses de los menores de edad, aborden la problemática suscitada y actúen en territorio”.

A raíz del planteo formulado por el fiscal, “el magistrado ordenó que se libren oficios para que el servicio de Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes; el Área de Niñez; y el de Tierra y Vivienda de la municipalidad de Reconquista procuren proporcionar un alojamiento temporal a los menores de edad, ya que están en una situación de vulnerabilidad social”.

Delito
El funcionario del MPA explicó que “la medida cautelar pudo ser ordenada debido a que existe un hecho con apariencia ilícita” y agregó que “si bien la Defensa lo negó, el juez avaló nuestra postura”. En tal sentido, detalló que “dos mujeres y dos hombres que tienen entre 21 y 24 años fueron imputados desde el jueves de la semana pasada como coautores del delito de usurpación, previsto en el artículo 181 del Código Penal de la Nación”.

Desde agosto
Mai expuso que “las personas que serán desalojadas están asentadas de forma irregular en un terreno de casi 29 metros de ancho ubicado sobre la calle reconquistense Patricio Diez”, y añadió que “se instalaron allí a mediados de agosto de este año”.

La denuncia fue interpuesta por los vecinos lindantes y por la municipalidad de Reconquista.

El fiscal precisó que “de manera clandestina, los usurpadores construyeron dos casas precarias en inmediaciones de las puertas de acceso a otras dos viviendas”, y subrayó que “a raíz de lo ocurrido, las víctimas tienen obstruido el ingreso a sus propiedades”.

Además, relató que “con frecuencia, los vecinos del barrio son amenazados por los imputados”, y concluyó que “una mujer denunció que las personas investigadas cortaron un caño de suministro de agua que pertenece a su domicilio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.