Aunque mínimas, las flexibilizaciones en los protocolos que por estos días llevan adelante las escuelas todos los niveles y modalidades frente a la pandemia de Covid-19 son una muestra del escenario epidemiológico favorable que se sostiene en las últimas semanas. Fue informado a las autoridades, supervisores y coordinadores que a partir de esta semana los aislamientos de quienes tengan un test de Covid positivo, así como de quienes integran su grupo de trabajo o burbuja, se reducirá de 14 a 10 días. Del mismo modo, los contactos estrechos de un caso positivo podrán terminar con su aislamiento si cuentan con un test de antígeno con resultado negativo.

La mejora y la disminución de los números de contagios también vienen teniendo impacto en las escuelas y sobre todo en la Regional VI de Rosario, lo que incluye los departamentos de San Lorenzo y Constitución, y que con un total de 1.300 establecimientos de todos los niveles y modalidades representa casi el 40 por ciento del sistema escolar santafesino.

Así lo dejó en claro el responsable de la regional, Osvaldo Biagiotti, y señaló que por estos días “la cantidad de casos disminuyó tanto que los números son ínfimos en relación a la cantidad de escuelas, alumnos y docentes”.

“Estamos registrando muchas menos situaciones de aislamiento y en relación a las cifras que teníamos en agosto, la caída fue de entre un 10 y un 15 por ciento. Eso empezó a notarse ya en septiembre y se viene sosteniendo con una meseta en las últimas semanas”, explicó el funcionario.

Los cambios fueron informados a directivos, coordinadores y supervisores a través de una circular del Ministerio de Educación, aunque Biagiotti dejó en claro que “son las autoridades de salud las que definen estas situaciones y lo que se hace desde el ministerio es viabilizarlas”, indicó.

El funcionario indicó que el mayor cambio es la disminución de los días de aislamiento que pasaron de 14 a 10 y que están indicados tanto para los casos sospechosos y positivos, una vez confirmados, así como también para quienes son parte de sus contactos estrechos o burbujas de trabajo.

El protocolo detalla que ante un caso sospechoso “se debe proceder con su aislamiento. Si el caso se confirma deberá continuar aislamiento en domicilio por 10 días con monitoreo de la autoridad sanitaria”, en tanto los integrantes de la burbuja también “deberán ser aislados en forma inmediata”. Para este grupo, “si el caso se confirma, se continuará el aislamiento por 10 días desde el último contacto con el caso” y ante un resultado negativo, “se retoman las clases presenciales”.

Además, indica que “puede realizar una PCR a partir del séptimo día, que si resulta negativa puede levantarse el aislamiento y en caso de que la misma sea positiva, será considerado caso confirmado”.

Entre las consideraciones generales, indica además, que con “test de antígeno negativo se permite desaislar a los contactos estrechos del caso sospechoso”, así como el hecho de que “no deberán cumplir aislamiento aquellas personas re-expuestas que han presentado enfermedad en los 3 meses previos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *