La provincia, a través del Ministerio de Seguridad, informó que el Instituto de Seguridad Pública (ISEP) cerró las inscripciones al ciclo lectivo 2022-2023 para ingresar a la Policía de la provincia de Santa Fe, con un total de 11.932 aspirantes: son 7.146 mujeres y 4.786 hombres que serán evaluados en la próxima etapa de presentación de documentación y evaluación física y psicológica. En principio se trataban de 1.200 vacantes en la fuerza provincial, pero fuentes oficiales confirmaron que se amplió a 1.600.

Los que superen dicha instancia, tendrán dos años de formación que les permitirá trabajar como suboficiales. Las vacantes disponibles para el escalafón de seguridad pública, son 1.600 para toda la provincia. Además, se anotaron 2.688 mujeres y 2.516 hombres para Técnicos Bomberos en los departamentos Castellanos, La Capital, Rosario, San Lorenzo y Vera.

Al respecto, el ministro de Seguridad, Jorge Lagna, destacó el interés de esos “hombres y mujeres interesados en sumarse a la Policía de Santa Fe, que estamos modernizando con más capacitación y mejor equipamiento a pedido de nuestro gobernador Omar Perotti”.

Asimismo, Lagna señaló: “Es importante destacar que más del 50% de los inscriptos son mujeres y que muchos de ellos provienen de distintas ciudades del país que pretenden formar parte de nuestras fuerzas de seguridad. Esto significa que la policía provincial gana prestigio día a día y que hay jóvenes que eligen ser policías”.

Además, el ministro resaltó que “es central poder darles capacitación y formación permanente en la carrera policial desde el ingreso de los aspirantes al ISEP, para que todo el personal pueda adquirir las herramientas y capacitación necesarias para avanzar en las jerarquías superiores”.

“Quedarán los mejores, independientemente del género”, resaltó este martes Andrés Rolandelli, subsecretario de Formación del Ministerio de Seguridad, al ser consultado sobre la cantidad de inscriptos e inscriptas para ser policías.

Próximas instancias
Con el proceso de inscripciones finalizado, se abre la segunda instancia que es el proceso de selección, este consta de varias etapas: examen médico; psicológico; de destreza física; una prueba académica, para la que se provee el material de estudio, y una última etapa, incorporada en el año 2016, que consiste en una visita de trabajadores sociales a la vivienda cada uno de los inscriptos.

Luego de la selección, los aspirantes tienen por delante dos años de formación que les permitirá trabajar como suboficiales, la primera jerarquía dentro de la carrera. Después tienen dos años de práctica, lo que los habilita a cursar el tercer año para obtener el título de técnico superior en Seguridad Pública y Ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *