El ministro de Seguridad de Santa Fe Jorge Lagna consideró de “extrema gravedad” la seguidilla de hechos vandálicos ocurridas entre el domingo y este miércoles en instalaciones de Newell’s y Rosario Central. Aseveró que tras la reunión que mantendrá esta tarde con autoridades de los clubes darán un mensaje que buscará “pacificar la situación”. Enmarcó estos ataques en “un contexto de intimidación pública”.

Tras la salida de la reunión con representantes de la cámara de estaciones de servicio –por las balaceras ocurridas entre el martes 9 y el lunes 15 de noviembre–, Lagna dijo que tuvieron “una noche tranquila” en los puntos de venta de combustible. “Vamos a profundizar los controles a las motos, que se usan para los delitos más violentos”, agregó.

Consultado por el ataque incendiario a la sede de Rosario Central de Mitre al 800, donde un custodio sufrió heridas en las manos y el rostro, expresó: “Es de extrema gravedad la avanzada que surgió con el repudiable hecho de Isaac Newell, con declaraciones fuera de lugar que fueron subsanadas. Tuvimos comunicaciones con los clubes. Se viene una reunión con Di Pollina y Astore con posterior conferencia de prensa”.

El ministro aseguró que “hay algunos avances” en las investigaciones por los hechos vandálicos que no dio a conocer por reservas de la causa. “Estamos en un contexto de intimidación pública. Algunos violentos usan a Central y Newell’s, pero no tienen nada que ver esta locura”, remarcó.

Además, sostuvo que esta tarde las autoridades deben “dar un mensaje a los simpatizantes y a los violentos de que tanto los clubes como el gobierno queremos pacificar esta sitaución. Vamos a tener una larga reunión”.

Con respecto a las críticas hechas por Astore contra su supuesto favoritismo por Central, Lagna dijo que ya fue “subsanada” la situación y anticipó un encuentro en el que se darán a conocer a la nueva comisión directiva las investigaciones en curso contra la barra, que según el ministro, está dividia en “tres o cuatro” facciones.

“Fue un acto reflejo producto de su inexperiencia para manejar un club con la saga que hay”, comentó sobre los dichos del presidente del club rojinegro.

Para el funcionario provincial, las balaceras y hechos vandálicos tienen que ver con “la rotura de reglas” impuestas durante la gestión provincial. “No vamos a parar. Los malos no te pueden derrotar. Se generó una situación muy intranquila y fea en la ciudad”, concluyó.

Sobre las balaceras a estaciones de servicio y escuelas explicó que “no hay ninguna ligazón con extorsiones o problemas del gremio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *